FUTBOL

FUTBOL

Dolor por la muerte del "Toro" Abelén

Falleció este martes tras una larga enfermedad. Pasó por distintos clubes y fue profesor de la escuela de Directores Técnicos del futbol argentino, delegación local.

23 de febrero de 2021

Este martes falleció Daniel Abelén, más conocido por todos como "El Toro". Ex futbolista y entrenador, uno de los profesores de la escuela de Técnicos de ATFA, delegación local, siempre estuvo cerca de quienes querían conocer algo más en el mundo del fútbol para dar un consejo. "El toro" siempre tenía una palabra amigable para colaborar y, a su vez, poder explicar cuál era su pensamiento de acuerdo a su paladar para ver el juego.

En el fútbol pasó por muchos clubes, en las dos etapas: Estudiantes de La Plata, Kimberley, Talleres, Aldosivi, General Mitre, San Lorenzo, Peñarol, Boca, Independiente y River de Mar del Plata, Circulo Deportivo de Otamendi, Selección Marplatense, Estudiantes de Olavarría, Argentinos Juniors, Huracán de Parque Patricios, Sarmiento de Junín y Quilmes de Tres Arroyos, entre otros, cobijaron al querido "Toro".

Un día, hace muchos años, fue a Castelli a ver a un joven delantero porque tenía el dato. Viajó, lo vio jugar y lo convenció. A los pocos meses, ese chico bajito y muy habilidoso fichó en Aldosivi. Con el tiempo se convirtió en ídolo, futbolista de Primera División y uno de los mayores exponentes que los ojos de los futboleros haya visto por estos pagos: Pablo Corti.

"El Toro" tenía eso: un ojo exquisito para ver a los más jóvenes y proponerlos para dar el salto a Primera. También para mantener ricas charlas con los periodistas. Amigo de sus amigos, fue parte de la mítica parrilla "Un Gato al Límite" donde se seguían las discusiones futbolera los lunes.

Abelén, que había nacido en Berisso el 29 de agosto de 1953, tenía 67 años. De acuerdo a lo que se pudo conocer, sus restos son velados este martes entre las 14 y las 17 en Tomasini (Independencia, entre Brown y Falucho)

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.